Experiencia busetera:

No tengo las placas, pero es de la ruta que dice: La estrada de tablero amarillo, pasa por el parque hippie de la 60, me subí tras correr porque lo vi pasar muy cerca, lo vi vacío, cuando me subo todos los puestos, todos estaban llenos pero en el bus no había nadie de pie, y PENSE-IMAGINÉ que yo les hablaba como un vendedor ambulante, como alguien que les vende algo o pide monedas a cambio de contar historias, el bus paso la 13 o la caracas, recogió unas niñas que desde lejos gritaron pare, pare señor.. paso unas cuadras y sentí un olor,  pero no fui consiente totalmente hasta que el busetero abrió las puerta de la cabina; donde uno paga mejor dicho, y me dice:

-“se me baja me hace el favor”, (yo vi a personas que me miraban me voltee y dije:

– ¿Cómo?

Por mi mente paso que este sujeto me decía eso porque, tenia las manos en el bolsillo, porque miraba la gente pensando en que yo les podía estar hablando, contando historias, cuentos, que me aplaudían, así que creí que le me decía bájese porque pensó que yo estaba muy sospechoso y robaría el bus. Eso paso por mi mente en menos de un segundo. El PENSAMIENTO es muy rápido.

-si, se me baja que hasta aquí me llego el olor a bóxer

¿Perdón?

Me dio tanta pena con la gente porque hasta yo llegue a pensar que si era cierto, no tenia como decir no, a lo lejos escuche a alguien que dijo:

–huy si

Yo vi a un viejito de bigote y le pregunte:

-¿usted creo que yo tengo cara de meter bóxer?

Negó con la cabeza, al hablar pregunte más fuerte a todos los mismo, el busetero cerro la puerta y yo decidí seguir hablando, les dije que yo venia pensando en hablar en el bus y que este sujeto del transporte publico me incito a hablar, miren, es que las personas que se suben a los buses a pedir plata tienen un mismo discurso, yo he estado sentado donde ustedes se sientan y desde aquí se ven todos los que hablan por celular, los que miran por la ventana, imite a un vendedor ambulante diciendo por ejemplo los que se suben y dicen:

-bien damas y caballeros, en el día de hoy vengo a ofrecerles este delicioso producto bla bla bla…… algunos se reían, ya el bus se llenó, no veía a la gente las buscaba con la mirada, bueno a los que me miraban, les dije que vi una película la “sociedad del semáforo” donde un hombre inventaba nuevas maneras de pedir limosna, les conté un cuento de un ciego que pedía limosna, note que la gente se aburrió con migo, pero una vez imagine yo diciendo poesía en un bus, y pues que creen me lance a cumplir ese pensamiento y dije: voy a decirles una poesía que no se de quien es pero dice así: la hice con toda la exageración posible y pasaba para explicar  como en mi pensamiento lo hice una vez cada una de sus frases:

-Pasé por la venta…

Pregunte alguien de Boyacá, silencio, bueno es que las ventas son como las tiendas de la veredas

-pasé por la venta.. y un trago por mi guayabo pedí a la ventera… (me tocaba las garganta; y la gente noté, abrió más los ojos)

Mire a una chica y le dije es que toca exagerar para que se más…  chebre dijo ella,  yo, ¡ exacto ¡

-pasé por la venta… y un trago por mi guayabo pedí a la ventera, y ella que lloraba por un amante PERFIDO olvidada quizá…

Acá me detengo por que ¿alguien sabe que es pérfido?

Silencio, bueno yo me preguntaba los mismo así que lo averigüé y ¡claro¡ entendí porque la palabra.

– pasé por la venta… y un trago por mi guayabo pedí a la ventera, y ella que lloraba por un amante PERFIDO olvidada quizá [esto es salido de contexto: pero estaba escribiendo otra vez todo que bobo, ya le di [ CTRL + C  , CTRL + V] bueno vuelvo a empezar:

– pasé por la venta… y un trago por mi guayabo pedí a la ventera, y ella que lloraba por un amante PERFIDO olvidada quizá, una lagrima dejó caer sobre mi copa.

Mire por la ventana, bueno ya me voy a bajar así que se las conté toda siguiendo

-voy a cambiarla, voy a cambiarla me dijo ella toda compungida, no la cambies, no la cambies por que hiel en vez de lagrimas he bebido yo en la copa de la vida.

Baje mi cabeza y me aplaudieron algunas personas, dije hasta luego, les aclaro no estoy drogado, ni borracho, ni mucho menos olí bóxer, cuando paso por el lado de la chicas, me dicen: lo que huele es a rico, gracias, el bus paro en el semáforo, yo me metí el puño de la camisa en la boca y la gente que miraba por la ventana soltó la risa, pensé en el trayecto a mi casa que en realidad, el PENSAMIENTO-IMAGINACIÓN tiene mucho poder, realice tal cual lo que pensé hace mucho y lo que pensaba en esos momentos al subirme al bus, dije voy a tener más presente lo que pienso.

PDT: el olor a bóxer jamás se volvió a sentir…

Anuncios

Un comentario »

  1. Maria Alfaro dice:

    Soy la primera a la que le gusta el post!

COMENTA

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s